Una vez que sales del salón con tu melena increíble hay varios pecados capitales que todas cometemos que comprometen el estado de nuestras mechas reduciendo su apariencia a un simple pelo descuidado.

DESPUÉS DEL PROCESO DEL BALAYAGE O TEÑIDO, ESPERA 2 DÍAS ANTES DE APLICARTE CHAMPÚ

Cuando te tiñes el pelo, espera al menos 48 horas para lavarte el pelo con champú, preferiblemente espera más días si es posible. Al menos unos tres o cuatro días antes del próximo lavado con champú, aún mejor. Esto le dará al color un montón de tiempo para establecerse en tus hembras capilares.

USA MENOS CALOR EN TU PELO SIEMPRE QUE SEA POSIBLE

El cabello teñido es más susceptible de dañarse, por lo tanto, evita usar secadores, rizadores o alisadores ​​lo más posible. Siempre que puedas, deja que tu cabello teñido se seque naturalmente. Si vas a usar calor, después de usar tu champú y acondicionador con protección al color, aplica un producto para el peinado con protección contra el calor.

Si debes secártelo, mantenlo en el nivel de calor más bajo. Si tu secador de pelo tiene una configuración de aire frío, úsalo en su lugar. El calor le hace daño a tu color, por lo tanto, si quieres que permanezca tan bonito como está ahora, trata de no usar tanto el secador o la plancha. Si no lo puedes evitarlo, puedes utilizar antes un protector térmico que fabrican en muchas marcas.

BAJA LA TEMPERATURA DEL AGUA AL LAVAR EL CABELLO TEÑIDO

Cuando apliques champú, es preferible dejar de lado el agua caliente y usar temperaturas de agua más tibias o frías. El agua muy caliente destiñe el cabello más rápido y eliminan el color porque abre la superficie de la hebra del cabello, lo que hace que las moléculas del tinte se escapen más fácilmente con el agua.

ACONDICIONAR CADA VEZ QUE TE LAVAS EL CABELLO ES OBLIGATORIO

Y más cuando aplicamos champú. Asegúrate de acondicionar tu cabello teñido cada vez que laves tu melena. Usa un acondicionador que proteja el color. El cabello acondicionado ayudará a que tu color se vea más brillante y más uniforme. Incluso si tienes el cabello fino, acondiciona las puntas, que son los pelos más viejos en tu cabeza y tienen el mayor daño. Comienza al nivel de tus oídos y continúa hasta llegar a los extremos.

EVITA A TODA COSTA LOS SULFATOS EN TUS MECHAS

Los sulfatos pueden despojar completamente a tu pelo de su color adquirido, así que busca un champú sin sulfato, es decir un CHAMPÚ SIN SAL. Los sulfatos contienen sal, que elimina la humedad y la pérdida de humedad es una de las principales causas de la pérdida de color.

USA CHAMPÚS ACLARANTES SOLO ANTES DE TEÑIR

Los champús para aclarar pueden eliminar el color del cabello porque contienen un alto nivel de detergente para limpiar en profundidad y eliminar la acumulación de suciedad y productos para el peinado, así que evita usarlos a menos que sea justo antes de una nueva sesión de Balayage. Si tienes el cabello con canas y lo deseas, busca un champú aclarador que elimine las resinas en spray, como las siliconas y las ceras.

LÁVATE EL CABELLO TEÑIDO CON MENOS FRECUENCIA

Para evitar que el agua limpie tu color vibrante, la respuesta es simple: lave tu cabello con menos frecuencia. Para conservar esos aceites naturales que ayudan a acondicionar tu pelo teñido, lávate con champú solo dos o tres veces por semana, no más. Y procura que sea en días alternos, es decir, con uno o dos días entre cada lavado. Esto ayudará a que tu color dure más tiempo y a su vez ayudará a mantener la salud en tu pelo teñido.

EN LOS DÍAS INTERMEDIOS, USA UN CHAMPÚ SECO

En el mercado existen una enorme de champús secos que ayudan a mantener el cabello teñido y con mechas con un aspecto fresco, especialmente en las raíces. Para usarlo solo voltea tu cabello y rocíalo con champú seco en las raíces para absorber el aceite.

CUANDO NO TE LO LAVES, MANTÉN TU PELO SECO EN LA DUCHA

Como ya mencionamos antes, cada vez que mojas tu pelo el agua saca las moléculas de color de las hebras. Durante los días de descanso, usa un gorro de ducha para evitar que el pelo teñido se moje mientras te duchas ya que esto puede hacer que se decolore. También puedes simplemente peinar tu pelo en un moño suelto o una coleta para protegerlo del agua de la ducha.

USA PRODUCTOS CON PROTECCIÓN UV PARA PROTEGER TU PELO DEL SOL

En cualquier época del año, los rayos del sol pueden atenuar el color del pelo. Trata de evitar las exposiciones prolongadas al sol, pero cuando estés fuera en un día brillante, cuida tu cabello teñido con productos que contengan protectores UV. Los rayos solares afectan el color del tinte de tus mechas, por lo tanto, acostúmbrate a utilizar productos capilares con filtro UVA y UVB, sobre todo, en verano.

Muchos productos para el peinado, acondicionadores sin enjuague y lacas para el cabello tienen factor SPF. Algunos productos de protección UV incluso contienen una mezcla de vitaminas para ayudar a restaurar el cabello teñido y evitar daños futuros. Si sabes que estarás al sol por un período prolongado de tiempo, puedes usar un sombrero para proporcionar protección adicional.

Durante el verano, cuando los rayos del sol están en sus niveles más dañinos, rocía un spray humectante con un factor SPF de 10 a 15 durante todo el día para proteger tus mechones de colores.

ES ESENCIAL VOLVER AL SALÓN DE BELLEZA CUANDO HA PASADO UN TIEMPO

Aunque pienses “solo son unas mechas”, cuando pasa el tiempo y el cabello crece, las raíces aparecen igual, ¡y créeme se notan! asegúrate de visitar el salón de belleza de manera periódica para mantener tu color y verificar si es necesario algún tratamiento extra.

NO TE TIÑAS EL CABELLO CON DEMASIADA FRECUENCIA

Aquí apreciamos la otra cara de la moneda. Demasiado de algo bueno puede convertirse en algo malo, y eso incluye el tinte balayage. El teñir el cabello con demasiada frecuencia puede causar daños, por lo que no se debe teñir más de una vez cada cinco a seis semanas. Cuando las raíces comienzan a mostrarse, hay una variedad de productos en el mercado que lo ayudan a llegar hasta la próxima coloración. Los kits de retoque en el hogar, la mascarilla para el cabello y los correctores en spray pueden ayudar a deshacerse de la “cremallera” y ocultar las canas entre los tratamientos del color del cabello.

NO A LOS DOBLES PROCESOS EN UN PELO TEÑIDO

Nuevamente, no exageres con los químicos en tu cabello. Si tiñes tu melena, trata de evitar la permanente o el proceso de alisado simultáneamente al teñido. Si deseas hacer ambas cosas, debes escalonar los tratamientos y asegurarte de pedirle a su estilista las fórmulas y tratamientos con bajo contenido de amoníaco que acondicionan el cabello durante el proceso.

SI TU CABELLO ESTÁ DAÑADO, DEBES SER CONSTANTE

Si tus mechones teñidos lucen opacos, quebradizos y con apariencia de que tuvieran electricidad, tu cabello puede estar dañado. La mejor manera de mantener tu pelo teñido con un aspecto más saludable es obtener cortes o tratamientos acondicionadores regulares. No tienes que conseguir un súper atajo o el tratamiento más caro; sólo lo suficiente para mantener a raya los extremos deshilachados.

EVITA TODA COSTA EL CLORO EN EL CABELLO TEÑIDO

Si pasas mucho tiempo en una piscina, moja tu su cabello teñido y aplica un acondicionador de protección antes de mojarte para ayudar a evitar que el cloro dañe tu color, ya que los químicos en el cloro pueden acumularse y causar variaciones en el color del cabello, especialmente colores más claros, cambiando a un tono verde poco atractivo. En caso de no usar acondicionador, puedes usar un simple gorro de baño para mantener tu cabello seco.

Cuidados de las mechas Balayage
5 (100%) 42 vote[s]